Tal vez te has puesto a pensar en si existe alguna Corporación Capilar para que tú tengas un cabello bonito y sano, es algo que muchas personas desean pero no siempre es posible. La respuesta de sí; sí existe pero ¿en qué consiste, cuáles son los métodos y cuáles son sus alternativas?

A veces nuestro cabello se somete a tanto tratamiento como tinte, plancha secado, que acaba dañado y nosotros no nos damos cuenta hasta esos días en específico donde empezamos a notar un cambio. La única solución es tratamiento, hacer cirugía. Y esta es la cirugía capilar.

Primero; no tiene nada que ver con un trasplante de cabello, la cirugía capilar nunca interviene en este tipo de sentido, en realidad es un tratamiento que incluso puedes comprar.

Se puede comparar ligeramente pero no en su totalidad; al tratamiento de keratina ya conocido por muchos, puesto que se tiene que aplicar un producto muy similar al que se usa para la keratina.

Se ha despedido el uso de la keratina, ya que para alisar el cabello sometiéndolo a un tratamiento de keratina se suele aplicar el formol y esta es una sustancia química que es muy dañina para nuestras fibras capilares.

En la cirugía capilar se aplica sobre el cabello una serie de ácidos grasos que se extraen de la nuez moscada, haciendo así que el cabello sea hidratado y otorgándole muchos otros beneficios.

Cuál es el uso de dicha cirugía capilar

Con todo lo anteriormente mencionado podríamos decir que es un tratamiento que te permite recuperar o conseguir un estado salubre total de tu cabello, eliminando por completo todos aquellos aspectos que hacen de un cabello deteriorado y dañado.

Al final de todo podrás trabajar nuevamente con tu cabello como si nunca antes le hubieras aplicado otro proceso químico.

Entonces la cirugía capilar no es más que una hidratación muy profunda para el cabello que produce mucha suavidad, dando como resultado una apariencia sedosa y de brillo.

Así como para aquellos que han usado tinte y su cabello sigue en buen estado o para aquellas personas que desean resaltar un poco el color del mismo.

Métodos para cirugía capilar

Se pueden encontrar distintas opciones con respecto al tema pero generalmente hay tres cirugías capilares básicas.

Lo primero es lo más normal; que es echar el producto en el cabello de modo que lo cubra por completo luego se seca de toda humedad posible, entonces se pasa la plancha para que el líquido que hemos echado penetre completamente y sea sellado en nuestras fibras capilares.

Este es un buen tratamiento si se realiza en corporaciones de confianza ya que los resultados serán prácticamente de inmediato, el cabello se mantendrá exactamente como siempre lo has querido.

Por otra parte la cirugía capilar con ampollas es aquel cambio revolucionario que ahora podemos encontrar en el mercado, simplemente se cambia el modo en que se presenta el producto que debemos aplicar sobre nuestro cabello.

De esta manera se puede seleccionar el producto de manera específica, se disuelve en agua caliente y se aplica sobre el cabello (lavado previamente). Es casi el mismo proceso que el método anterior.

Por último tenemos el método de injerto capilar, esto no tiene nada que ver con el trasplante de cabello. La persona a someterse al injerto se realiza también una cirugía capilar aunque el método es mucho más complejo y se debe realizar por profesionales. Cabe destacar; que este método se sale por completo de los dos anteriores ya que una cosa es conseguir tener vello donde no lo hay y otra es recuperar un cabello radiante.