Para saber cómo instalar una fuente en el jardín correctamente se deben seguir una serie de pasos concretos, como los siguientes:

  1. Se debe elegir el lugar, de forma que cuando se instale no existan arrepentimientos debido a que muchas fuentes, una vez que son instaladas no pueden desinstalarse para trasladarlas a otro lugar porque podría causar daños severos al sistema de bombeo.

No está de más decir que la fuente debe ser colocada preferiblemente en un lugar visible y accesible en cualquier momento en caso de necesitar mantenimiento, además de esto, se debe asegurar que el espacio visualmente sea el correcto para la colocación de la misma.

Dependiendo al uso que se le de a la fuente, ya sea por decoración del exterior o por cualquier otro deseo, se debe de pensar en el atractivo que la fuente debe generar, de esta forma se estará seguro que el lugar es el más indicado para la instalación de la fuente en el jardín.

  1. Asegurarse de tener todos los materiales, siempre sucede que al decidir un sitio específico para la instalación, no se toma en cuenta factores como las tuberías que abastecerán la fuente o que la válvula se encuentre defectuosa.
  2. Nivelar el suelo, para esto se debe saber que la caída del agua de la fuente dependerá del nivel del suelo y si se encuentra inclinado, la caída del agua puede verse afectada e incluso no funcionar. Una vez asegurado el nivel del suelo, se debe podar el césped si hay, dejando el suelo plano.
  3. Cavar un hoyo y depositar la bomba de agua, la profundidad de este hoyo dependerá del tamaño de la fuente y de la bomba de agua que esta posea. Una vez cavado el hoyo, se procede a colocar la bomba dejando un espacio prudente para que el clave quede a salvo.
  4. Identificar el sistema de agua, existen dos tipos de sistema, uno que se mantiene en circulación constantemente llamado sistema de circulación y el segundo que es un sistema sin recirculación, debido a que el agua es reemplazada constantemente.
  5. Ensamblarla la fuente, y se debe saber como ensamblarla para no causar ningún daño, para esto se deben seguir las instrucciones precisas de cómo armarla según el estilo o modelo.
  6. Decorar, el espacio junto a la fuente de forma que quede adaptada después de instalar la fuente en el jardín.